Imprimir
Categoría: Noticias
Visto: 12054

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

WASHINGTON D.C., 23 Ene.- Donald Trump, nuevo presidente de Estados Unidos, firmó el lunes 23 de enero una orden ejecutiva reinstaurando la “política de Ciudad de México”, una regulación pro-vida internacional que impide al gobierno de Estados Unidos financiar o promover el aborto en el extranjero.

Una ley aprobada hace más de cinco décadas ya prohíbe que las organizaciones extranjeras usen fondos del gobierno estadunidense para llevar a cabo abortos o alentar su práctica, pero Reagan (1984) fue más allá al impedir siquiera la concesión de fondos a cualquier grupo que usara otros medios financieros para conseguir esos fines.

Estados Unidos destina actualmente cerca de 544 millones de dólares en asistencia a la planificación familiar en todo el mundo, según datos de la Agencia de Cooperación Internacional de Estados Unidos (USAID).

El presidente Bill Clinton derogó esta política el 22 de enero de 1993. George W. Bush la reinstauró el 22 de enero de 2001.

Barack Obama la derogó nuevamente el 23 de enero de 2009.
 

La orden determina que las organizaciones no gubernamentales extranjeras no pueden recibir financiación de fondos públicos si realizan o promueven el aborto como un método de planificación familiar. En los años que siguieron, la política de Ciudad de México se ha convertido en un emblema de la postura del nuevo presidente sobre el aborto. Los presidentes entrantes generalmente derogan o reinstauran esta política durante su primera semana en el poder, simbolizando la postura que tomarán sobre temas de aborto durante su mandato. El decreto “finalizará el uso de dólares de los contribuyentes para financiar abortos en el extranjero”, según explicó el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en una rueda de prensa. “El presidente ha sido muy claro de que es un presidente provida, la restauración de esa política refleja ese valor”.